Programas de Estudio

Internados

Estudia en un internado y vive en el campus. Es una experiencia diferente en la cual tienes la oportunidad de aprender y ser mucho más organizado.

Colegios Privados

Selecciona entre vivir con una familia local o en el campus en alguno de los colegios privados que promovemos.

Colegios Públicos

Los colegios públicos ofrecen una experiencia local verdadera. Explora las opciones que ofrecemos con la variedad de programas con los que colaboramos.

Campamentos

Haz amigos de distintas partes del mundo, realiza un sin fin de actividades, aprende o fortalece otro idioma.

Universidades

Sí piensas en estudios a largo plazo en el extranjero, tenemos muchas opciones de Licenciaturas.

Cursos de Idiomas

¿Te gustaría aprender o mejorar tu inglés, francés o alemán? La mejor opción es hacerlo en el país donde lo hablan.

¿Qué es Ad Astra?

¡Con Ad Astra convierte en realidad tu sueño de estudiar en el extranjero!
Somos una empresa Canadiense enfocada en el desarrollo educativo de estudiantes y comunidades en todo el mundo.

Trabajamos con los distritos escolares y colegios para proveer el bienestar del estudiante en los diferentes destinos que ofrecemos, tanto en programas de semestre y año escolar, como en colegios públicos, privados, internados, escuelas de idiomas, campamentos de verano e invierno y Universidades.

¡Aprende, vive y viaja con Ad Astra! Vivirás una increíble experiencia estudiando en el extranjero, conociendo y experimentando otras culturas y costumbres.

Nuestro Equipo

  • Pamela González
    Pamela González Gerente de Operaciones  
     
  • John Arsenault
    John Arsenault Director de Finanzas   
     
  • Ben MacKeil
    Ben MacKeil Director Ejecutivo  
     
  • Mónica Ongay
    Mónica Ongay Directora de Entrenamiento y Desarrollo
  • Rosamaria Uribe
    Rosamaria Uribe Directora de Ventas  
     

Países en los que puedes estudiar

Testimoniales

Mi experiencia con Ad Astra

Regina

Hola, mi nombre es Regina y me fui de intercambio a Quebec y fui a la escuela Saint Charles Garnier. A pesar del COVID-19 que limitó varias cosas que podíamos hacer en la ciudad, la escuela siempre encontró una manera de ayudarnos a aprovechar nuestra estancia en Quebec y divertirnos incluso con COVID. Al principio puede ser un poco difícil por el cambio en idioma, y no tener amigos ahí que te puedan ayudar, pero todos los maestros siempre estuvieron ahí para apoyarnos y ayudarnos con cualquier cosa que necesitábamos. Cada vez después de la clase venían y preguntaban si entendimos todo y si tenemos cualquier problema ellos estaban allí por nosotros.

Igual todos los estudiantes son muy lindos y siempre dispuestos a explicar lo que no entendiste, y dar consejos en cómo manejar tu vida en Quebec como un extranjero. También todos los maestros que están a cargo de los estudiantes internacionales serán como tus mejores amigos. Siempre asegurándose que todo esté bien y que te la estés pasando bien y aprovechando de todo lo que tiene que ofrecer Quebec. Luis Rene siempre estaba atento a que todo estuviera bien con nuestras familias y que estuviéramos cómodas en casa.

En la escuela son muy buenos en escoger con cual familia estarás, yo ahora veo mi familia Quebequense como una segunda familia y aprendí a quererlos como si fuera mi propia familia.

Michael, nuestro maestro de francés ha sido unos de los mejores maestros que he tenido en todos mis años de estar en la escuela. Tiene una manera de enseñar en la que no te aburres y trata de hacer todo divertido e interactivo y siempre está encontrando maneras en las que podamos practicar y aprender el francés mientras exploramos la ciudad. Es muy lindo, chistoso, confiable y siempre está allí por cualquier cosa que se te ofrezca. Creo que no estoy sola cuando digo que gracias a esta escuela y su programa de estudiantes internacionales nuestra experiencia fue inolvidable y una que estoy muy agradecida de poder haber vivido.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Alix

Hola, mi nombre es Alix Daniela Domínguez y estudié en Quebec en el Colegio Saint Charles Garnier, no sé cómo empezar a describir mi experiencia, ya que fue uno de los mejores años de mi vida. En el colegio, desde el primer día, todos mis compañeros y maestros fueron súper inclusivos y atentos conmigo, entienden que estas llegando a un lugar nuevo donde tal vez no hablas el idioma al cien, donde no conoces a nadie y probablemente te sientas un poco homesick, así que te hacen sentir como en casa. En cuanto a las materias, todas son en francés y por ser estudiante internacional todos los maestros y trabajadores del colegio están al pendiente de que no te quedes con ninguna duda y puedas desempeñarte completamente. Las actividades que ofrecen son muchísimas, como celebraciones por Halloween, Navidad, San Valentín e igual se hacen actividades de inclusión para que los alumnos de todos los grados participen. Lo que más me gustó del colegio, es que imparten muchísimas actividades extra curriculares desde arte hasta deportes, en mi caso, yo estuve en el equipo de basquetbol y de rugby, algo que nunca imaginé porque estoy súper chiquita, pero mis amigas me dijeron que entrará al equipo para estar con ellas más tiempo después de la escuela, y aunque definitivamente no era la mejor, disfrutaba muchísimo las practicas, los partidos, siempre íbamos a comer antes o después de los entrenamientos.

El colegio tiene un equipo encargado de los alumnos internacionales, el cual se vuelve tu segunda familia, te ayudan a adentrarte más a la cultura québecoise, se vuelven tus doctores, psicólogos, guías de turismo, catadores de los restaurantes a los que deberías de ir a comer, maestros, segundos papás y más que nada, amigos, puedes recurrir a ellos para literalmente todo.

Organizan viajes para estudiantes internacionales, nosotros visitamos Ottawa y Montreal, donde nos acompañó nuestro encargado y maestro de francés Michaël.

Estudiar en Saint Charles cambió mi vida, desde lo académico hasta lo personal, tuve clases que en mi escuela de México nunca había tenido, aprendí francés gracias a las clases que te imparten por ser alumno internacional, igual desarrollé mis talentos artísticos porque hay clases de pintura, escultura, baile, canto y todos los instrumentos posibles, aprendí un poco de chino, tuve clase de Economía donde me enseñaron a hacer inversiones nunca en mi vida, antes de haber estudiado en este colegio había leído tantos libros (ya que yo no soy una persona que lea en sus tiempos libres), sin embargo, disfruté tanto las lecturas que ya hasta he repetido varios libros.

Los alumnos y trabajadores de la escuela siempre me recibieron con los brazos abiertos, desde que entras al colegio y te dicen “buenos días” te sientes en casa. Cuando llegué a Quebec mi mayor miedo era “¿qué pasa si no hago amigos?” sin embargo, hoy en día tengo amistades que sé que durarán toda la vida al igual que muchas casas a las cuales llegar y quedarme cuando vaya de visita, los alumnos crean un vínculo contigo que te hacen sentir como si fueras parte de sus familias (literalmente te presentan a sus papás y a sus hermanos), y los maestros y el equipo encargado de los alumnos internacionales siempre están pendiente de cómo te está yendo, si te sientes triste o tienes algún problema, siempre te hacen saber que tienes la seguridad de que aunque tu familia biológica no se encuentre ahí, tengas a alguien con quien contar. Me gustaría poder poner en palabras cuánto me dejó la experiencia que viví en Saint Charles pero simplemente no puedo, haber estudiado ahí fue una de las mejores decisiones de mi vida, desde la ubicación del colegio (que está a dos paradas de bus del mejor lugar de helados de la vida, Chocolats favoris), hasta las actividades, deportes, y la gente que forma parte de la experiencia escolar es la mejor, repetiría mi año ahí mil veces, no puedo esperar para regresar a Quebec y visitar a todos otra vez.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Cece

Cuando llegué a Nueva Escocia, estaba muy nerviosa y muy callada.  Sentía que mi inglés no era nada bueno y me daba vergüenza hablar. Con el estímulo de mis padres anfitriones y su ayuda para corregir mi forma de hablar, adquirí más confianza y me sentí más orgullosa de la rapidez con la que mis conocimientos de inglés se consolidaron.  Con mi nueva confianza pude disfrutar mucho más de mi nueva cultura, la comida y las aventuras.

Llevo 19 meses en Nueva Escocia y me encanta la belleza que me rodea. He tenido la oportunidad de visitar tantos lugares maravillosos en Nueva Escocia y la Isla del Príncipe Eduardo, que no hay palabras para describir los muchos lugares que he visitado. El clima de Nueva Escocia es algo que realmente disfruto. Cada estación me da la oportunidad de probar cosas nuevas, por ejemplo, en invierno puedo esquiar, patinar sobre hielo, montar en trineo, y mi favorita es la pesca en hielo. Mi estación favorita de todos los tiempos es el otoño. La belleza de esta estación está por todas partes, desde el hermoso color de los árboles cambiantes hasta las puestas de sol y otros paisajes.

Los habitantes de Nueva Escocia son unas de las personas más serviciales, amables y simpáticas que he conocido.  Mi familia anfitriona es la mejor y no podría haber elegido mejores “padres” si los hubiera elegido yo misma.   Mis padres son muy amables y cariñosos.  Me tratan como si fuera su propia hija.  Tengo dos hermanas de acogida, una de China y otra de Corea, que son las hermanas más cariñosas y que más me apoyan.  Estoy muy unida a ambas.  Mi familia de acogida y yo tenemos un sinfín de recuerdos increíbles juntos.  Hemos hecho viajes por carretera, hemos visitado nuevos lugares, visitamos amigos y familiares, museos y parques.  Nos encanta reír y divertirnos juntos.

Mis coordinadores Carlee Pedersen y Hudson Trenholm me han apoyado mucho y han sido muy amables conmigo.  Han realizado muchas actividades para mí y para otros estudiantes internacionales del programa, dándonos la oportunidad de volver a experimentar cosas nuevas y de conocer a nuevos y viejos amigos.  He ido a esquiar, he visitado un laberinto de maíz embrujado durante Halloween, he realizado actividades navideñas como el Festival de las Luces, la confección de adornos navideños, visitas a la famosa casa de la luz de Peggy Cove.  Estas salidas en grupo son maravillosas y muy divertidas.

He asistido a dos escuelas durante mi estancia en Nueva Escocia, una escuela secundaria para el primer año y ahora mi escuela secundaria.  Mi actual escuela secundaria es muy grande y hay varios cientos de estudiantes que asisten aquí.  He tenido mucha suerte de hacer nuevos y maravillosos amigos canadienses gracias a esta experiencia.  Mis profesores son cariñosos, amables, solidarios y muy comprensivos.  Disfruto mucho de mi tiempo en el equipo de atletismo y en el club de corredores, que de nuevo me dan la oportunidad de conocer y hacer nuevos amigos.  Mis entrenadores son estupendos y me apoyan mucho.

Estoy disfrutando de muchas experiencias y cosas increíbles en mi intercambio.  Recomendaría encarecidamente el programa NSISP a cualquier estudiante.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Andrea

Hola soy Andrea, estudie en Estados Unidos, en el año 2019 en St. Johnsbury Academy.

Fue el semestre que más marco mi vida. fue una experiencia de crecimiento y madures, pero sobre todo llena de cosas buenas y gente extraordinaria.

Aprendí muchas cosas nuevas, entre ellas mejoro mi nivel de inglés de una manera muy notoria. me encantaba que todos estaban al pendiente de tu aprendizaje y buen desarrollo dentro y fuera del colegio.

Lo que más me gusto del colegio fue que tenía diversas opciones de actividades, como, ballet, esquiar, y las salidas que ofrecía la escuela los fines de semana por ejemplo el viaje a Boston.

El estudiar en este colegio tuvo un impacto muy positivo en mi vida, aprendí que tus amigos se pueden volver familia, que a pesar de las diversas culturas siempre vas a encontrar algo que te une con alguien que pensabas que era muy diferente a ti, aprendí a vivir en comunidad y lo más importante a respetar y querer a todos y cada uno de las personas que me rodeaban.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Natalia

Mi primer contacto con Grier School en Estados Unidos, fue por medio del campamento de verano y después de eso decidí quedarme (voy en mi tercer año), por el increíble programa pre profesional de baile que tienen, amo el ambiente que tienen, sin prejuicios, donde no hay que tener miedo de cometer errores, de lo contrario como aprenderemos?

El estudiar en un colegio solo para niñas, me hace sentir fuerte, me permite concentrarme en mí misma sin sentirme juzgada, discutir temas de interés con mis compañeras libremente y cometer errores en el camino. Un entorno escolar solo para niñas es un apoyo increíble y tiene como objetivo impulsar a las mujeres jóvenes hacia nuestras metas.

Todas las niñas son muy lindas y me siento muy apoyada, siento que he crecido al igual que he aprendido mucho

Mi recuerdo favorito de mi tiempo en Grier fue viajar al Festival Nacional de Danza en Pittsburgh y estar en el escenario con la compañía pre professional por última vez el año pasado. Tuvimos la oportunidad de tomar clases excepcionales y audicionar para las universidades que ofrecen programas de baile. Fue una experiencia fenomenal llena de mucho conocimiento.

¡Estoy muy emocionada de seguir ampliando mis conocimientos! Aprecio a los maestros de Grier porque todos tienen un gran conocimiento sobre la materia que enseñan y se aseguran de ayudar a los estudiantes no solo a comprender sino a disfrutar el proceso de aprendizaje. No solo aprendo cosas académicamente en Grier, aprendo cosas sobre la danza, yo misma y los demás.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Francisco

Cuando me dijeron que iría a estudiar a Suiza, lo único que pedí fue tener la última palabra para decidir a qué escuela iría. Personalmente, me gustan mucho los deportes y las actividades al aire libre, así que eso influyó mucho en mi decisión y, tras comparar diferentes escuelas, supe que CDL era la mejor opción. Como competidor de wakeboard que obtuvo el primer puesto en campeonatos nacionales y que es un apasionado del wakeboard, sabía que la ubicación del Collège du Léman me permitiría seguir haciendo lo que me gusta los fines de semana, una vez que llegara el clima cálido. Además, gracias a la gran variedad de actividades que Collège du Léman ofrece, desde wakeboard en verano hasta esquí en la temporada de invierno, estaba seguro que siempre podría estar haciendo algo que me gusta.

Otra razón por la que tenia muchas ganas de estudiar aquí era por la experiencia que iba a tener. Quería elegir una escuela que me diera la oportunidad de ver el mundo desde una perspectiva diferente y me permitiera vivir en un entorno internacional para reforzar mis vínculos de comunicación y conocer a gente de diferentes culturas. Antes de llegar, había pensado que sería muy difícil hacer nuevos amigos, pero estaba completamente equivocado. Empecé teniendo un par de amigos sin embargo, al final del año terminé con amigos de todas partes del mundo. Me ayudó mucho la actitud de las diferentes personas que forman parte CDL, especialmente la de los House Parents. Todos ellos, personas con una gran dedicación, amabilidad y simpatía que nunca olvidaré.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Nuria

Mi experiencia en Canadá ha sido la mejor decisión que he tomado, sin duda el mejor año de mi vida. Al principio estaba súper asustada de irme y dejar mi zona de confort, pero cuando llegue de verdad las personas con las que convives te hacen sentir como si las has conocido toda tu vida, te hacen sentir en un ambiente de confianza y familiar. Pude conocer a personas de todo el mundo, con quienes hice amistades de por vida y ahora tengo una casa en muchas partes del mundo. Cada día es una anécdota nueva y aprender algo nuevo de diferentes culturas.

Mi año en Canadá cambio totalmente mi vida porque tuve la oportunidad de abrir mi mente a culturas, idiomas, conceptos, comida nueva, pude conocer los lugares más hermosos que eh visto, conocer a las mejores personas que llevare toda mi vida en mi corazón, tuve la oportunidad de pertenecer a una nueva y hermosa familia, de tener nuevos maestros y materias que nunca creí tener. Es una experiencia que no hay palabras para describir, es algo que por lo menos una vez en tu vida tienes que vivir, y experimentar por ti mismo. Si alguien ahorita me preguntara si vale la pena irse de intercambio no dudaría ni un segundo en decirles que va a hacer lo mejor que podrían hacer y decirles que aprovechen cada momento que tengan ahí porque se pasan como agua, en cuando menos te das cuenta la mejor experiencia de tu vida se acabó.

La experiencia con Ad Astra fue igual de buena que mi intercambio, me ayudaron en cada paso del proceso, y me dieron todas las razones para sentirme segura de querer irme. Me ayudaron a visualizar mi experiencia desde antes de irme para que no tuviera ninguna duda de nada del proceso. Muy buena experiencia en general.

Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Natalia

¡Hola! Mi nombre es Natalia y quisiera compartirles una de las mejores experiencias de mi vida. A los catorce años viví la increíble aventura de irme de intercambio con Ad Astra a Cranbrook en British Colombia para estudiar segundo de secundaria. En ese año aprendí un estilo de vida más independiente y a apreciar cosas distintas.
Esta experiencia me abrió muchas puertas que hasta ahora sigo aprovechando. Me convirtió en una mujer autosuficiente con las herramientas de poder resolver problemas.


Me ayudo a sentirme capaz conmigo misma, a salir de mi zona de confort y a comunicarme eficientemente en inglés. Aquí, mi pasión por los idiomas comenzó, impulsándome a estudiar la carrera de Comunicación y a viajar a más de 15 países en los últimos años.
También fue en Canadá donde encontré mi agradecimiento por la naturaleza. Después de muchas aventuras con mis amigos y familia allá, regrese con ganas de seguir descubriendo lo hermoso que es nuestro planeta. Hoy en día, trabajo en “Wilderness Therapy,” utilizando la naturaleza como una forma de terapia para ayudar a personas que sufren con su salud mental.
Adastra y mi experiencia me transformaron en la persona que soy hoy en día y por ello siempre estaré agradecida. Once años después y sigo en contacto con mi familia y amigos de Canadá, pero más que nada, sigo con todas las enseñanzas y estoy aplicándolas todos los días.
Te seguiría contando de mi historia, pero porque no mejor vas tú a vivirla. ¡No te arrepentirás!
Leer más

Mi experiencia con Ad Astra

Montserrat

Siempre quise estudiar fuera de México. En Segundo de secundaria mi mamá y yo decidimos empezar a buscar escuelas en Estados Unidos y Canadá. Nos dimos cuenta que el proceso es muy difícil y que necesitábamos a alguien que conociera del tema.
Mi mamá es amiga de alguien que conoce a Rosi, así que decidimos ir con ella a platicarle de mi situación. Nuestra primera experiencia con ella fue muy agradable, nos presentamos y nos preguntó nuestro presupuesto y que tipo de escuela quería.


Después de considerar varias escuelas decidimos que iba a aplicar en dos, en Branksome Hall en Canadá y otra en Estados Unidos. Rosi nos apoyó durante todo el proceso.
Branksome contesto primero entonces tuve mi entrevista con ellos, fue muy Buena y gracias al apoyo de Rosi pude avanzar a la siguiente fase.
Al final Branksome me acepto, Branksome Hall es una escuela IB de puras niñas en el centro de Toronto. Cuando llegue al internado por primera vez todas las niñas y las personas que me iban a cuidar fueron extremadamente amables, me recibieron con los brazos abiertos.
Empecé a hacer amigas muy rápido, me sentí segura y cómoda desde mi primer día.
Mi plan inicial era nada más estudiar un año y regresar a México, pero mientras más avanzaba el año más feliz estaba. A mediados del año ya tenía un grupo de amigas establecidas, mis amigas eran de Canadá la mayoría, pero También tenía de otras partes del mundo gracias al internado. Las únicas mexicanas éramos otra niña y yo, más chica que yo, entonces tuve la oportunidad de conocer a personas de otras nacionalidades. A finales del año la escuela nos llevó a Corea. En ese viaje me di cuenta que me quería quedar por lo menos otro año. Convencí a mis papas y la escuela me dio una beca, ahora mi plan es terminar de estudiar la preparatoria en Canadá.
Canadá me cambio la vida, aquí tengo la libertad que nunca tuve en México, tuve la suerte de encontrar a un grupo de amigas que me van a durar toda la vida. El internado es extremadamente divertido, ahí conocí a una de mis mejores amigas que ahora es mi compañera de cuarto.
Gracias a esta experiencia no me da miedo intentar nuevas cosas, siento que soy más abierta a otras culturas y eh aprendido a ser independiente. La cultura de Canadá me ha ayudado a aprender el respeto a otras culturas y a otras personas.
Agradezco mucho a Rosi por todo el apoyo que me dio, siempre dispuesta cuando la necesité y gracias a ella y a mis papas pude vivir esta experiencia.
Leer más

Contáctanos

adastra_contact_corporativo

Busca tu palabra clave y presionar enter